Preguntas Frecuentes

¿Qué Tipo de Propiedad Quiero?

Para esto piensa en tu familia y las necesidades que tienen. Si tienes niños pequeños y te gustaría que tengan patio o te gusta trabajar en el jardín, una casa independiente sería tu mejor opción, o requieres mayor seguirdad enonces vivir en Condominio es para ti. Una solución puede ser un ‘townhome’ o departamento que tenga patio aunque sea pequeño.
Si prefieres que otro se ocupe del mantenimiento, no tener nada que ver con la pintura o reparaciones exteriores, entonces no hay dudas, el apartamento o un “townhome” es para ti.



¿Qué caracteristicas debe tener?

Analiza la cantidad de habitaciones mínimas que necesitas y los baños. Toda familia de hoy busca también un “family room” para compartir luego del trabajo. Una terraza es ideal pero puede ser un extra para construir luego, si la comunidad donde vivirás lo permite. No debes olvidar la ubicación prefieres que quede cerca de la escuela de los niños o de tu trabajo. No dejes a un lado tu gusto personal toma en cuenta los acabados, y el mantenimiento de los mismos.



¿En que lugar voy a Comprar?

Esto es fundamental. ¿Quieres en plena ciudad, en área turística o en zona rural? Haz una lista de los requisitos básicos que debe tener la comunidad donde vivas. Entre ellas si necesitas escuelas, hospitales, área de compra o de entretenimiento cercano. Además las facilidades recreativas comunes que te interesan, como piscina, canchas deportivas o parques para caminar. Acceseibilidad de la Zona, Servicios, Plusvalia.



¿Cuales son mis planes de Vida?

La época de comprar para vender en unos meses, ya pasó. Ahora tienes que comprar pensando a largo plazo. Si planificas mudarte pronto a otra ciudad, es mejor permanecer alquilando a menos que quieras dejar tu propiedad rentada. En estos tiempos no es fácil vender rápidamente una vivienda a menos que sacrifiques ganancias. Recuerda que el promedio de Vida de un Crédito Hipotecario es entre 15 y 20 años.



¿Qué obligaciones tendré como Propietario?

Ten presente que con los derechos que adquieres, vienen las obligaciones. Entre ellos pagos de impuestos, de seguro, de mantenimiento y de cumplir las reglas y restricciones de la comunidad donde compras. El balance es de todas maneras positivo, pero debes saber qué implica la compra antes de hacerla. Recuerda que la compra que realizes es parte de tu patrimonio y el de tu Familia.



¿Cómo Esta mi presupuesto?

Si tienes buen crédito y empleo, tendrás la aprobación del banco, pero eso no significa que compres una casa al precio máximo que te aprueben. Tú mejor que nadie sabes si tienes otros gastos que muchas veces no aparecen en tu informe de crédito. Evita sentir que “no puedes respirar” porque te ahogan tus pagos mensuales. No pongas en riesgo tu patrimonio haz un presupuesto y asigna una cantidad para imprevistos.